Una vueltita por San Luis: aventura, diques, termas, sierras y circuitos paleontológicos

La Villa de Merlo, Potrero de los Funes, La Carolina y la Sierra de las Quijadas son las máximas atracciones de una de las provincias más elegidas de la temporada.

San Luis posee una diversidad de atractivos naturales y de actividades para realizar durante la temporada de verano que van desde el turismo aventura, descubrir sitios de interés paleontológicos, recorrer una mina abandonada, conocer las salinas y disfrutar de un baño en aguas termales o en ríos rodeados por sierras.

En los últimos años, según datos de la Secretaría de Turismo local, San Luis ha incrementado el número de visitantes posicionándose como uno de los centros turísticos del país más elegido por los argentinos para descansar, siendo Villa de Merlo uno de los lugares favoritos.

Villa de Merlo
Villa de Merlo

Ubicada a 180 kilómetros de la capital provincia, la Villa de Merlo es una ciudad conocida por su microclima y por estar establecida en los paisajes que ofrecen las Sierras de Los Comechingones. Junto a otras localidades cercanas, como Carpintería, Cortaderas, Villa del Carmen y Papagayos, conforman lo que se conoce como la costa de Los Comechingones.

La zona logra combinar la tranquilidad que brinda el entorno natural para desconectar de la rutina y a la vez ser un sitio especial para las actividades de turismo aventura, como travesías 4×4, trekking, senderismo, tirolesa o parapente.

Mario Arias, guía profesional, explica que existe varios senderos ideales para principiantes, como la Reserva Rincón del Este, Mogote Bayo, Pasos Malos y el Mirador del Peñón Colorado, mientras que para un nivel más elevado, destacan los caminos que se encuentra en el Filo Serrano, en las Sierra de Los Comechingones, con caminos que alcanzan alturas de 1.500 metros o más, como en el Salto de Tabaquillo.

El parapente o la tirolesa son llevadas a cabo por profesionales en la materia y es necesario buscar los puntos de despegue ubicados en el camino del filo serrano, al que se accede con automóvil o contratando servicios de traslados que ofrecen las agencias en la ciudad.

El valor estimado para la práctica del parapente es de $20.000, e incluye traslado desde el hospedaje, fotos, video y un recorrido de 15 a 20 minutos, mientras que la tirolesa tiene un costo de unos $1.500, y para realizar senderismo, el valor es de unos $2.400 contratando guía. Toda la información se encuentra al ingresar al sitio web del municipio: www.villademerlo.tur.ar.

Circuito Serrano
Potrero de los Funes

Otra opción que ofrece la provincia es el Circuito Serrano, que incluye a la ciudad de San Luis, Juana Koslay, Potrero de Los Funes, Estancia Grande, Trapiche y La Florida, y donde se puede disfrutar del río, practicar algún deporte náutico y descubrir parte de la historia puntana.

Para adentrarse en el patrimonio histórico y cultural de la puntanidad, San Luis y Juana Koslay, son los lugares indicados, a través de un recorrido a pie y gratuito por el casco céntrico que ofrece la Secretaria de Turismo de la provincia.

Se pueden conocer los monumentos y museo de la ciudad, y a 9 kilómetros, recorrer el antiguo campamento donde se convocaron a los puntanos para formar parte del Ejército Libertador del Gral. San Martín, destacándose el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia.

Un poco más al noroeste, a 18 kilómetros de la capital provincial, Potrero de los Funes ofrece un lago rodeado de sierras en el que se practicar trekking y deportes acuáticos, como kayak, hidropedal o windsurf.

En el Parque Nativo, ubicado en el circuito que rodea el lago, se puede rentar un kayak a $300 e hidropedal a $600 (para tres personas), ambos precios son por una duración de 30 minutos.

Hacia el final del circuito serrano, a 40 kilómetros de la capital, Estancia Grande, El Trapiche y La Florida, son los lugares ideales para acampar, disfrutar de los ríos y diques caudalosos para hacer deportes náuticos.

Un extra a este recorrido es pasar por San Gerónimo y Balde, a 27 kilómetros de la ciudad, conocida por los beneficios de sus vertientes de aguas termales que surgen de 451 metros de profundidad con una temperatura de 39º C. Los precios del balneario municipal oscilar entre los 500 a $1000 el día, aunque también existen opciones privadas.

El circuito se completa con la visita al desierto blanco de las “Salinas del Bebedero”, que presenta todo su esplendor escénico ideal para fotografiar junto a montañas de sal.

Sierra de las Quijadas
Parque Nacional Sierra de las Quijadas

En tanto, a 120 kilómetros de la capital puntana se encuentra el Parque Nacional Sierra de las Quijadas, un lugar histórico que data de tiempos jurásicos, y donde se ha comprobado la existencia de pterosaurios o reptiles voladores de hace 100 millones de años.

Entre los senderos a recorrer se destacan Hornillos de Hualtarán, Flora Autóctona, y Guanacos, de aproximadamente tres horas de duración. Otro, de mayor dificultad debido al clima de la zona y su duración, es el sendero de Farallones y Huellas del Pasado, que puede llevar cerca de cuatro horas entre ida y vuelta, y al cual es necesario ir con guías.

El parque se encuentra abierto todos los días, de 8 a 19 horas, y por el momento es de acceso gratuito. La formas de llegar son a través de automóvil o contratando alguna excursión en agencia de turismo.

La Carolina
La Carolina

Al pie del cerro Tomolasta, a 83 kilómetros de la capital, se encuentra La Carolina, cuya identidad fue marcada por la actividad minera que se remonta al siglo XIX. Los visitantes pueden descubrir el interior de una mina en desuso en un recorrido a pie con elementos de protección, y donde un guía cuenta la historia del lugar, o también se puede ser pirquineros en el Rio Amarillo y aprender los pasos de extracción de oro de una manera más artesanal como lo hacían en esa época.

La duración de ambas actividades son de una a dos horas, y el valor es de $1000 por persona para visitar la mina, y $600 para la extracción de oro en el rio.

Fuente: Télam

Comparte