Experiencias turísticas y conciencia ambiental, características de la Reserva Natural Villavicencio

Mendoza ofrece en la Reserva Natural Villavicencio, ubicada a 50 kilómetros de la capital provincial, una alternativa turística y educativa para disfrutar en la temporada, con actividades de turismo aventura, avistaje de flora y fauna, trekking, recorrido en camiones 4x4 por las montañas y cabalgatas, entre otras.

Se trata del Villavicencio Park, “un parque de aventuras que abrió el año pasado y tiene tirolesa, arborismo, mini park para los más pequeños, y camiones 4×4 que recorren la reserva entre las montañas, que permite observar la flora y la fauna”, dijo a Télam, Pablo García, uno de los responsables del lugar y presidente de la agencia de turismo Martur.

El recorrido hacia la Reserva comienza con una parada previa, sobre la ruta provincial 52, en el monumento de Canota, en la que el turista encontrará dos murallones que indican el punto donde se dividió en dos la Campaña Libertadora, el 18 de enero en el año 1817, para cruzar la cordillera hacia la liberación de América.

El trayecto se puede hacer a través de vehículos particulares o paquetes turísticos por medio de una agencia que ofrecen salidas diarias desde la ciudad capital hacia esta área natural, que cuenta con 72.000 hectáreas de
monte y que es el hogar de más de 320 especies de flora y unas 250 de fauna.

Sobre las actividades que pueden realizar, García precisó que se contaba “con un juego de tirolesa de 3 tramos que tiene en su recorrido unos 800 metros, además un arborismo con 2 niveles de diferente grados de dificultad”.

En tanto, adelantó que se espera inaugurar para Semana Santa el atractivo de Ziplane, que según García, “se trata de una actividad aérea que tendrá una extensión de un kilómetro y medio, lo que la convierte en la más grande de Sudamérica, y que a diferencia de la tirolesa, la persona se coloca el arnés y se traslada de manera acostada”.

A medida que se transita por la ruta dentro de los zigzagueantes caracoles, el turista tiene la opción de detenerse, antes de llegar al viejo hotel, en uno de los paradores ubicado en el centro de visitantes que cuenta con juegos para niños, desde donde podrá disfrutar la panorámica del lugar, y realizar caminatas por diferentes senderos.

“Este emblemático hotel se inauguró en 1940 y permanece cerrado desde 1978, y se prevé una próxima inauguración como museo”, dijo a Télam Ariadna, una guía del lugar que a su vez contó que “la Reserva fue visitada por celebridades tales como el tres veces presidente Juan Domingo Perón, el actor mexicano Cantinflas, Walt Disney, y hasta Charles Darwin, entre otras personalidades”.

Hotel Villavicencio

El predio pertenece a Aguas Danone Argentina y es la responsable de la Reserva, de su conservación, preservación e investigación, y es visitada por colegios de Mendoza, Córdoba, Buenos Aires y Chile, entre otros, con el objetivo de transmitir conciencia ambiental con el aporte de especialistas que trabajan en el predio.

La Reserva recibe cerca de mil personas por día en temporada alta durante los tres meses del verano y las ultimas 3 semanas de julio, y los precios para quienes la visiten con el objetivo de realizar actividades oscilan entre los 3.200 y 4.200 pesos el combo completo de tirolesa más arborismo.

Matías Rossi, un turista que llegó de la provincia de Tucumán y que se aventuró a la tirolesa, valorizó “el cuidado del lugar”, que visitó por primera vez, y recomendó a la gente a que lo conozca, al igual que Diego Mastrángelo, de Chivilcoy, que llegó con amigos y familia y destacó que ofrece una “variada recreación para los chicos”.

Se recomienda a los visitantes ir con ropa adecuada y calzado, sin olvidar que se mantiene el protocolo y distanciamiento en contexto de pandemia para transitar por todo el predio y el patio de comidas. Asimismo, al pie del hotel se puede disfrutar de sus jardines diseñado por el paisajista Carlos Thays (hijo), quien construyó este sitió con un
trazado irregular de varios niveles, con fuentes de agua ornamentales rodeado de árboles en que se puede observar diferente especies de aves.

La Reserva alberga cuatro monumentos naturales provinciales: el guanaco, la mara, el cóndor andino y el suri cordillerano, junto a dos especies en peligro de extinción: el águila coronada y el gato andino, felino que fue
divisado con cámaras trampa en 2020 luego de 12 años.

La Reserva Natural Villavicencio fue creada el 14 de septiembre del 2000, y en 2017 fue registrada como Sitio Ramsar, la denominación que se le otorga a un lugar para la protección de humedal de importancia mundial. Todos los interesados en visitar la Reserva pueden adquirir un ticket anticipado, de manera online (www.rnvillavicencio.com.ar), y que se deberá exhibir en su teléfono en el acceso al lugar, en el parador de centro de visitantes que cuyo horario es de 9 hasta las 19.

Comparte